jueves, 25 de mayo de 2017

Es factible que mis acciones hayan ayudado a cambiar la vida de dos personas. Dios me dio una mano para hacerlo. Espero haber logrado algo. Mi madre sigue pensando que escribo bien y hay una mujer en EE.UU. que quiere dos ejemplares de mi libro con una dedicatoria. Está logrando que la quiera; lo tengo que decir. No escribí estos registros por dos días y no me importó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario