martes, 16 de mayo de 2017

Por mis años pretéritos, tengo el lamentable derecho adquirido a opinar sobre las personas que, por razones que no citaré, son autodestructivas. Debería ya poder respondérmelo, pero no entiendo en qué punto un individuo obtiene algún tipo de ganancia en el ejercicio de hacerse daño. Creo que la hipnosis auto-fabricada en el dolor es fascinante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario